Ayer Martes 2 de Agosto, la justicia mendocina procedió a detener al secretario general de Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), Roberto Macho, por decisión del fiscal Fernando Giunta,  quien imputó a los sindicalistas por cortar calles, acción que  según el artículo 194 del Código Penal  “entorpecimiento del normal funcionamiento de los transportes por tierra” se penaliza con prisión.

Macho fue detenido junto a las gremialistas Adriana Iranzo (su pareja y secretaria adjunta del gremio), María Rosa Gaete y Graciela Navarro: Iranzo, quedó libre bajo una fianza de $50.000 mientras que las otras mujeres sindicalistas volvieron a sus casas.

Aproximadamente a las 19.00 hs Macho fue trasladado a la la unidad penitenciaria San Felipe.

Para hoy, Miércoles 3 de Agosto está prevista una protesta a realizarse en el Kilómetro 0, en Garibaldi y San Martín de Ciudad, para reclamar por la liberación de Roberto Macho.

Compartí la noticia