Esta modificación que plantea el proyecto, establece que el artículo 1 de la Ley 9297 quedará redactado de la siguiente forma: “Artículo 1 – A los efectos previstos por el artículo 39 de la Ley 6.086, amplíese hasta el 31 de Diciembre de 2.023 la suspensión de los procesos iniciados, cualquiera fuera su estado, incluidos aquellos que se encuentren en ejecución de sentencia”. La prórroga prevista en la legislación vigente expiraba en Diciembre de 2022, de allí la necesidad de establecer un nuevo plazo.

Llegado el momento de las exposiciones, Emiliano Campos (UCR), manifestó que “el gobierno está trabajado en soluciones de fondo para que no tengamos cada año o dos tener que prorrogarla”. Además aclaró que “esta Ley de Arraigo establece excepciones jurídicas importantes a los puesteros y crianceros.

A partir de ahora, queda prorrogado durante un año, todo proceso de desalojo de las familias, incluidos aquellos que se encuentren en ejecución de sentencia.

Compartí la noticia