Según el Pronóstico 2022-2023 presentado este jueves por el Departamento General de Irrigación, los caudales de los ríos de Mendoza estarán entre el 40 y el 52% de un año medio.

«El año medio es el promedio de los años anteriores, con lo cual cada año malo baja la vara. Por lo tanto, no es lo mismo el 40% de la media este año, que la media de cinco años atrás”, expresó el superintendente General de Irrigación, Sergio Marinelli, durante la presentación del pronóstico de agua llevado adelante en San Rafael.

“Se acabó esto de pensar en la crisis hídrica, como que es una crisis circunstancial. No es una crisis pasajera, esto es una nueva normalidad. Lo venimos diciendo hace cinco años”, afirmó Marinelli.

Además, advirtió que cambió el enfoque y, como esa oferta de agua es menor, hay que trabajar sobre su demanda y ser más eficientes.

Compartí la noticia