Viviendo a tanta distancia del auténtico centro de poder que significa el micro centro porteño y sus mínimas sucursales, sin tener acceso a los variados #CirculosRojos que recubren los centros de poder y decisiones y, por más que se le ponga empeño a leer cuánta información esté circulando por medios digitales, resulta imposible tener certezas acerca de cuál es la verdadera situación del país y que nos espera para más adelante; aunque sean los próximos 30/60 días. Entonces, para poder evaluar la actual situación nos manejamos por las sensaciones personales que despierta en cada persona con la que hablamos y, la verdad, todo parece estar en sombras… y veamos porqué.

Para comenzar, sentimos que nos toman el pelo cuándo dicen que la inflación de diciembre fue del 25,5%; el patético espectáculo que ofrecen las televisadas discusiones tratando de defender/rechazar la famosa #LeyOmnibus que, dicho sea de paso, parece que los gobernadores van avanzando algunos casilleros; porque en la redacción de la ley se nota su amateurismo (o mala intención) de las problemáticas reales del país verdadero, el que produce. Sin ser demasiados legos en el tema, le ponemos sombras y se cae de maduro que cuándo las autoridades actuales hablan de aumentar las retenciones a las exportaciones agropecuarias, le están pegando una piña a las economías regionales; se podrá poner luces intermitentes al discutir si la reforma laboral será un elemento para impulsar la creación de puestos de trabajo, aunque parece que parte de la justicia laboral no lo entiende así; dejamos todo a oscuras cuándo observamos que la famosa ley ómnibus ni siquiera menciona a las #PYME, solamente habla de inversiones gigantescas y desconocen el músculo que generan los pequeños emprendedores; nos llenamos de sombras cada vez que pasamos a cargar combustibles o vamos al mercadito de la esquina para comprar algo. Cada lector sacará sus propias conclusiones y los #CabezadeStanley seguirán muy enojados; mientras del otro lado les responden: «Esperemos las facturas de luz y agua, después discutamos».

Mejor miramos nuestra la provincia, donde el #PetisoJefe advierte las dificultades que tendremos por la escasez de caja, pone la mirada en las cuotas del #IPV (dónde todavía no decide quién se hará cargo) porque sabe que con el sistema actual no hay posibilidades de reinvertir, mas allá que la inflación las licúa; la morosidad alcanza altísimos niveles; con su habitual cintura política anunció el adelanto de las paritarias aunque también dejó en claro que «no se puede dar lo que no tenemos»… Da toda la sensación que las sombras van haciéndose un espacio importante en el futuro inmediato, ello sin nombrar los brutales accidentes climáticos que prácticamnete liquidaron la producción del sur provincial…

Mejor miramos las luces de #Tunuyán que confirmó la realización de #Tonada2024, austera sin lugar a dudas pero no por ello menos importante para la historia de esta fiesta, genera buena impresión que se reanude la pequeña obra pública, como la continuidad de la construcción de veredas y también ponemos luces en #SanCarlos dónde con bastante ingenio y apelando a lo local, van incluyendo a todos los distritos en los festejos y hacen actividades sencillas pero muy convocantes, como fué el novedoso #VinoVivo.

La verdad es que, hasta que no tengamos claro que pasará con la #macro y consigamos un poco de estabilidad; será muy difícil evaluar las cosas que están sucediendo, seguimos apelando a la paciencia y esperanza de toda la ciudadania… veremos hasta dónde llega.

Han sido Uds. muy amables, si Dios lo permite, nos encontramos el próximo domingo.

Ricardo «Yayo» Guinsburg

Arte de tapa: «Plantación de ajo en Tupungato», by Anónimo

Compartí la noticia