Un empresario que desempeñaba su actividad comercial en Tigre fue detenido  acusado de matar de un balazo en la cabeza a un empleado al que acusó de robarle metales, informaron fuentes policiales.

El conflicto se inició cuando el dueño del galpón, identificado por los voceros como Víctor Alberto Espinoza (42) descubrió que uno de sus empleados, Paulo Gomez (38), le robaba metales, motivo por el cual lo increpó, aunque recibió como respuesta una amenaza, detallaron las fuentes.

Personal policial de la comisaria 1ra. de Tigre fue alertado por el Centro de Monitoreo del Municipio que en el cruce de las calles Coronel Rosales y Lucio V. López, en el barrio Los Tábanos, un hombre a bordo de un Ford Fiesta Kinetic habría realizado un disparo en la cabeza a otro, para luego darse a la fuga. Los policías persiguieron al sospechoso hasta que éste ingresó a un domicilio ubicado en la calle Pampa 1960, de la localidad de Rincón de Milberg, donde finalmente fue detenido.

Compartí la noticia