La reinauguración del Matadero Municipal en San Carlos, luego de 28 años de inactividad, fue posible gracias a un importante aporte de la familia Fusari, plenamente perteneciente al sector privado, junto con el Municipio y, de esta forma, la actividad vuelve a funcionar.

Con una mejorada infraestructura productiva que servirá para el sector ganadero regional, especialmente al pequeño productor de ganado menor y granjas familiares, sin lugar a dudas marca un hito en cuanto a diversificar las actividades de la producción local.

Compartí la noticia