La información entregada por el Departamento General de Irrigación da cuenta que el Río Tunuyán, ha tenido su peor crisis hídrica de los últimos 65 años.

Según el pronóstico de la repartición, entre este mes y septiembre del 2020 habrá un 11% menos de agua y estará disponible la mitad de agua de la que hay en un año promedio.

El informe agrega que la totalidad de los ríos de la Provincia tendrán un año hidrológico seco, lo que hace pensar que la crisis hídrica que la provincia arrastra desde hace 10 años se hará sentir aún más hacia el 2020.

En el caso específico del río Tunuyán, que tiene una gran superficie para riego, tuvo en la temporada 2018/2019 el peor registro hídrico de los últimos 65 años y para el 2019/2020 tendrá aún el 6% menos. Al respecto el superintendente de Irrigación, Sergio Marinelli, manifestó :  «Ese pronóstico nos obliga a pensar seriamente cómo vamos a embalsar y también cómo repartir para el consumo humano, que siempre es fijo, y luego al resto de las actividades, entre las que el agro se lleva el 90% del agua».

Compartí la noticia