Con buen criterio los concejales de Tunuyán dieron por válidos los estudios presentados por ISCAMEN y resolvieron aprobar el uso del sistema de fumigaciones aéreas para nuestra región;  finalizando de ésta forma la polémica surgida con ambientalistas y dando privilegio al bien común.

Compartí la noticia