Luego de la aprobación en diputados de la nación y previo a su envío a senadores, de donde seguramente saldrá aprobada, el Gobernador Suárez advirtió que no aplicará las modificaciones a la ley de tránsito nacional porque entiende que perjudica a la provincia y no resuelve el problema.

Desde la provincia son varias las voces que se oponen a esta iniciativa por considerarla nociva para la principal industria local, pero además porque advierten que no soluciona el problema de la siniestralidad vial. Desde el Gobierno aseguran que las medidas que se aplican, de multas más fuertes y mayores controles han dado buenos resultados y prometen mantener allí el foco.

«El régimen de tolerancia cero no se va a aplicar en la provincia», aseguraron; agregando que «En Mendoza hemos bajado la cantidad de accidentes de tránsito aplicando multas más duras y con mayores controles. Vamos a seguir trabajando en ese sentido, con controles fijos y móviles en toda la provincia», aseguraron desde el Ejecutivo.

Compartí la noticia