Ayer en horas de la tarde, un camión cargado con combustibles que se desplazaba entre las ciudades de Barranquilla y Santa Marta,  en el norte de Colombia; salió de la ruta y volcó.

A partir de ese momento, cientos de personas se acercaron con bidones para sacar combustible del camión siniestrado, y de pronto éste explotó.

Según el parte oficial, “lamentablemente esta situación de imprudencia provocó que siete personas murieran calcinadas y 49 resultaran heridas”, «los lesionados tienen quemaduras de segundo y tercer grado que comprometen el 60% y 70% de sus cuerpos y fueron trasladadas a centros asistenciales», mientras que el conductor del vehículo, se salvó.

Compartí la noticia