A medida que nos vamos acercando al final del año y, básicamente, al competitivo 2019;  el espectro político toma mayor relevancia; aunque en éste caso debemos decir que fué muy   suave la luz que enfocó a Omar De Marchi en su visita a Tupungato, y no fue tenue por su habitual capacidad de responder todos los temas que le plantean y excusarse, cómo debe ser, de aquellos que no domina; sino por el escaso acompañamiento que los Timbreros le brindaron. Muchachos y chicas amantes del color amarillo, aparte de tocar timbre y manejar en forma eficaz las redes,  también se deben hacer hacer otras cosas para acompañar a quien, sin lugar a dudas, es un candidatazo.

Hubo muchos reflectores apuntando la zona sur oeste de Tunuyán porque tanto la remodelación de la plaza del B* Villa Tunuyán, cómo el asfalto de la calle Santa Fé y la inteligente utilización de un espacio que parecía inerte cómo el ahora llamado «Parque Arroyo Claro», le han cambiado la cara a un importante sector de la ciudad, claro que tanta iluminación se vio opacada a partir de la noticia de la promulgación del controvertido Artículo 198 de la Constitución Provincial; mediante el  cuál Martin Aveiro no tiene posibilidades de ser reelecto.

Y, obviamente, ese fue uno de los temas centrales del gran acontecimiento empresarial, político y, por que no social, el almuerzo que organizó la Cámara de Comercio para celebrar su 57* aniversario y el cumpleaños de nuestra Ciudad. Muchas luces para el equipo que encabeza El Hotelero de Colonia, porque juntar 480 personas de diferentes intereses unidos por un festejo,  no es nada sencillo.

Estuvo El Gobernador, a quién hábilmente su equipo preservó de hablar con la prensa y le permitió hacer sociales bastante relajado y sonriente, a tal punto que en el discurso lanzó una festejada broma agradeciendo el pase de Aveiro a las filas de Cambiemos cómo respuesta a lo expresado por el Intendente quién dijo que,  Omar De Marchi (que también se hizo presente) le había ofrecido la Vice Gobernación. Estuvo el super ministro Kerchner con su habitual dinámica de recorrida de obras (visitó  la Escuela Ventura Gallegos en Colonia, de anhelada construcción) y acciones solidarias cómo la entrega de bicicletas, también se encontraba el Intendente de Capital, Rodolfo Suarez. Conclusión, La Cámara  juntó  a tres de los cuatro aspirantes de Cambiemos, al sillón de la gobernación para el 2019.

Por supuesto que había mesas de todos los colores políticos en pacífica convivencia, por ejemplo compartían plácidamente El Escribano, El Concejal Mandato Cumplido y El Arquitecto, quien ante las cámaras de la TV local expresó su deseo de llegar a la Intendencia, además de asegurar que no hará falta internas porque se pondrán de acuerdo. Faltó El Profesor quién se está reponiendo de una delicada intervención, aunque se notaba la presencia de su espíritu.

En otra mesa el  Jugador de Voley, el Motociclista de Vista Flores, El Bodeguero, el Médico Pediatra, El Tenista….casualmente o no tanto,  los que aparecieron en las encuestas referidas al PJ  conocidas la semana pasada; y si bien es sabido que alguien ya ha sido «Ungido», también sabemos que ésto es política y falta un trecho hasta el momento de la verdad.

Por supuesto que había una mesa de Los Timbreros, donde se destacaba la elegancia y sonrisa de las damas, en otra mesa y bien rodeado estaba el Productor de Seguros, de quién dicen aspira a un sillón en Legislatura y, un rumor que suena cada vez más fuerte, que tal vez  por allí pasaría el futuro del Hotelero de Colonia.

En definitiva una fantástica y pacífica  reunión, dónde las luces se posaron en Martin Aveiro y su apropiado llamado a la reflexión para los vecinos que pretendían hacer una protesta ante la llegada del Gobernador. La acertada difusión de un audio de su autoría llamando a respetar las instituciones y no empañar la fiesta fue clave para que todo estuviera más que bién. Eso no quiere decir que no peleará por lo que entiende una violación a la Constitución Provincial, sino que lo hará dónde corresponde; en la Justicia.

También hubo sombras en la fiesta, porque de forma increíble no estaba prevista la ubicación para los numerosos equipos de prensa televisiva  que cubrieron el evento, por lo tanto los muchachos andaban de acá  para allá con sus trípodes y cámaras sin saber dónde ubicarse para no molestar y, de paso,  poder hacer bien su trabajo. Y la sombra sigue porque llegado el momento de la comida, tampoco estaba prevista una mesa para los periodistas acreditados, lo que fue resuelto por la preocupación de algunos miembros de la Cámara (Belén, Eber, Danio, Juan) aunque fue motivo para que algunos colegas se retiraran bastante molestos. En éste punto a alguien se «le escapó la tortuga».

En definitiva fue un grato encuentro de convivencia política/empresarial/vecinal pacífica, cómo debería ser siempre, con momentos altos y bajos cómo toda reunión multitudinaria, con buenos discursos y una decidida acción de la Cámara para aportar al crecimiento de la región; sin lugar a dudas aplausos y todas las luces para la entidad.

 

Compartí la noticia