Las discusiones por la falta de sexo en una pareja pueden ser causales de muchas discusiones y hasta divorcios, pero de allí a tomar medidas tan drásticas, hay un largo camino-

La noticia nos cuenta que en la aldea de Apac, ubicada en Uganda, una mujer llamada Beatrice Asen de 35 años de edad, llegó en completo estado de ebriedad a la vivienda que compartían con Moses Okot de 46 y, luego de interrumpir violentamente en la misma, le exigió al hombre que le diera sexo.

Moses hizo caso omiso al pedido de Beatrice y siguió durmiendo, hasta que sintió un fuerte dolor en la zona inguinal y se vió totalmente ensangrentado; es que la iracunda esposa y ante el desprecio de su hombre, decidió amputarle el pene, para luego darse a la fuga.

Testimonios de vecinos indicaron que la pareja ya había tenido otros hechos de violencia, incluso hace un año la mujer le había roto la clavícula a su pareja tras un incidente.

Fuente : AP

Compartí la noticia