El presidente de la Federación Económica de Mendoza, Alberto Carletti, expresó la preocupación del sector por los miles de trabajadores que van de provincia a provincia, abocados a las distintas tareas de cosecha y labores culturales de las plantaciones.

Los trabajadores golondrina, cuya imágen es muy característica de nuestras zonas, incluye también a personas de diferentes nacionalidades y, en una situación como la actual donde los movimientos están absolutamente restringidos, y en cada límite interprovincial parece haber una frontera infranqueable, crece la preocupación por el destino de las labores de la próxima cosecha, la cuál está muy cercana al inicio de tareas.

Hasta ahora no hay ninguna certeza de que la situación mejore, se flexibilice, y la circulación pueda ser permitida, es por ello que Carletti expresó : “Hemos transmitido al Gobierno nacional nuestra preocupación, y la necesidad de pensar cómo trabajar y cómo proceder en los próximos meses, pensando en las cosechas de la provincia de Mendoza, que todos los años logran levantarse gracias al ingreso y la presencia de personal temporario que viene de otras provincias”.

Así mismo también dijo :  “Lo que sostenemos y hemos podido ver en estos tiempos de uso de protocolos, es que sise observan los diferentes pasos se puede mitigar el problema, porque se puede hacer una trazabilidad de las personas, con lo cual sostenemos que es la modalidad que tenemos que sostener a futuro porque tampoco es una cosa que se vaya a terminar mañana. Entonces sin ninguna duda vamos a tener que ser cada día más estrictos en el cumplimiento de las normas, apelar a la responsabilidad tanto desde las actividades como de la sociedad”.

Compartí la noticia