La situación, sin lugar a dudas ejemplificadora, se dió en San Rafael; dónde el pasado mes de Junio 35 jóvenes desafiaron la cuarentena y se juntaron en una finca de las inmediaciones de la Ciudad, para celebrar un cumpleaños y el retorno de uno de los integrantes del grupo, que había estado viviendo en España.

Con la alegría del festejo, se sacaron fotos y las subieron a Instagram, lo que derivó en una investigación de oficio que llevó a cabo el fiscal Fabricio Sidoti, quien identificó a los asistentes y los terminó procesando.

Sin embargo, podrían obtener la la absolución, ya que el abogado defensor de los jóvenes, el Dr. Waldo Torres, ofreció a Sidoti la donación de $ 525.000.- para el Hospital Schestakow, por parte de los imputados, y pagar así en parte el daño ocasionado a la sociedad con su acción.

El fiscal aceptó la propuesta y se la dio a conocer al juez de la causa, Dr. Sergio González, que será quien decida por estos días si la acepta o no. Por lo pronto, el dinero ya fue depositado en una cuenta del nosocomio.

Compartí la noticia