El 24 de noviembre se celebra el Día del Vino en la Argentina debido a que en esta fecha se lo declaró Bebida Nacional,  en principio por decreto presidencial en 2010 y en 2013 fue por una ley aprobada por unanimidad en el Congreso.

Desde esa fecha en adelante, todos los años se celebra el valor cultural que tiene el vino y la vitivinicultura, su arraigo con la tierra y su rol en la identidad de los argentinos.

Es válido recordar que Argentina es el país vitivinícola más importante de América del Sur y uno de las 10 más destacados en el negocio vitivinícola mundial, además de haber sido el primer país del mundo que declaró al vino como su Bebida Nacional.

La actividad vitivinícola dinamiza las economías regionales de las provincias productoras y genera un alto valor agregado en origen. De Jujuy a la Patagonia, las más de 230.000 hectáreas cultivadas con vid hacen de Argentina uno de los más diversos en climas, suelos y características culturales.

Compartí la noticia