A partir de la implementación de la nueva Ley de Seguridad Vial (9024) y, a del constante mejoramiento de políticas pensadas para ese fin, los fallecidos en siniestros viales han disminuido considerablemente.

Por ejemplo, en el mes de Febrero se alcanzó la cifra más baja de los últimos 20 años, teniendo en cuenta que había actividades normales y aún no entrábamos en la etapa de cuarentena por la COVID-19.

Mirando específicamente éste mes, sirve recordar que en 2017 las victimas fatales fueron 28; en el 2018 alcanzó a 12 personas fallecidas mientras que en 2020 la cantidad de víctimas fue cuatro casos, lo que representa el número más bajo de las últimas dos décadas.

Estos buenos números muestran a Mendoza como ejemplo en el mapa nacional de la seguridad vial, claro que las autoridades provinciales también destacan el trabajo diario conjunto con la Agencia Nacional de Seguridad Vial, realizando trabajos de concientización, prevención y capacitación.

Compartí la noticia