Se dice que fue en una estancia en Cañuelas, en la cocina de un caserón en Buenos Aires o una receta chilena que se difundió por Cuyo y Tucumán. Que todo empezó en la India y en Indonesia. O en las Filipinas cuando se llamaban las Islas del Poniente y San Lázaro. En Brasil o en Rusia.

Lo cierto es que el Día del Dulce de Leche tiene su origen el 11 de octubre 1998 cuando, por iniciativa del Centro Argentino de Promoción del Dulce de Leche y Afines se decidió crear esta efeméride para que se celebre cada año.

La razón de que tenga su día fue reconocer a este delicioso manjar como Patrimonio Cultural Alimentario y Gastronómico en varios países como Argentina y Uruguay, registrando un elevado consumo de este producto alimenticio.

Compartí la noticia