Si bien el inicio del acto estaba previsto para las 21.00 hs, desde un largo rato antes la liturgía peronista se hacía sentir en el salón de la Sociedad Española de Tunuyán.

Gran cantidad de personas se dirigían hacia el salón,  estacionar en la zona era una tarea imposible y caminar entre la gente también. Es que, la convocatoria para celebrar el 17 de Octubre, conocido cómo «Día de la Lealtad», excedió los cálculos más optimistas de la conducción local del Partido Justicialista.

El pueblo peronista tenía ganas de festejar y lo hizo muy bien, dentro de un marco de respeto y sin excesos, aunque con discursos muy duros al referirse a la actualidad de la Provincia y el País, siendo Martin Aveiro el orador principal y el que levantó las máximas ovaciones de una noche, dentro de un marco festivo y, cómo corresponde a éstos actos, con los bombos tronando sin cesar.

El 17 de Octubre marca, para quienes se dicen peronistas, un festejo especial al que se le sumó la sensación que el movimiento está de pié y con ganas de volver a conducir la provincia y el País.

Falta muy poco para el 2019, la carrera electoral está en marcha y, por las sensaciones que el acto de anoche transmitió, el justicialismo se apresta a dar batalla.

Compartí la noticia