El Dr. Marcelo López, abogado de profesión y descendiente de una reconocida familia de Tunuyán, cuenta por qué se introdujo en la política y pretende ser el Intendente de Tunuyán. Agradecemos su colaboración.

Hola, soy Marcelo Alejandro Lopez, mis padres “El Nelson” y “La Beba”, mis hermanos Rodrigo y Magali, tengo algunos años, desde muy chico vi a mis padres trabajar y apostar por Tunuyán, somos una familia de 3 generaciones en el rubro de la agroindustria, pero también me enseñaron a pensar en los demás participando en la vida pública de nuestro pueblo, mi papá fue Presidente del Tiro Club Sportivo Tunuyán, el decía que los clubes  barriales acompañaban a los jóvenes en su educación y que debíamos dar una mano y nuestro tiempo para hacer grandes a esas instituciones.

En el año 1992 falleció Nelson y tuve que hacerme cargo del negocio familiar, fue muy duro tener que dejar mis estudios para hacerme cargo junto a mi madre y hermanos de la empresa, pero también me sirvió para entender más en profundidad la realidad económica del Valle de Uco. La dura vida de nuestros productores y todo el cariño que le ponen a esta actividad. Después de 7 años de mucho sacrificio salimos a flote y pudimos pagar todas nuestras deudas. Decidí volver a mis estudios y en el año 1999 pude recibirme de abogado y empecé a ejercer mi profesión, sin descuidar nuestro negocio familiar.

Me case con Mariela y formamos nuestra familia con la llegado de Fausto, Martino y Francisca.

En todo este tiempo vi de cerca como nuestro Valle de Uco vino sufriendo los golpes de la economía, de la inseguridad y de la falta esperanza en nuestra gente. El año pasado un grupo de amigos, con los cuales compartimos ideales nos propusimos participar de la vida pública, comprometernos mas allá de nuestras profesiones, poner el hombro y ayudar a los demás, formamos equipos de trabajo y ahora presentamos una propuesta de gestión para el Municipio.

Desde hace años esperamos algunas acciones para controlar la inseguridad, vemos como nuestro vecino San Carlos, ya instaló cámaras de seguridad, sin excusas, el Municipio al frente de lo que necesita su gente. En Tunuyan se podría hacer lo mismo, tenemos que usar el presupuesto Municipal para problemas urgentes, la inseguridad es muy grave, nos afecta a todas y se agrava con el correr del tiempo.

Nuestra economía está en una crisis terminal, pérdida de puestos de trabajo, inclemencias climáticas, reducción de hectáreas cultivadas, falta de inversión. El Municipio debe ser el ente público que aglutine a todos los actores de la economía, coordinado con la Cámara de Comercio, el Estado Provincial y el Nacional. Nuestra materia prima debe ser transformada en Tunuyan, dando mano de obra calificada a nuestros jóvenes. Estos productos de muy buenas calidad, que los Tunuyaninos sabemos hacer, deben tener mecanismos aceitados para su exportación, lo que nos dará divisas genuinas a nuestro Departamento.

Creemos que sumando voluntades en todas las áreas, pensando, discutiendo y resolviendo problemas, podemos hacer un muy buen gobierno, en eso estamos, sumando a todos los que quieran ayudar, trabajando codo a codo con nuestros productores, maestras, policías y todas las personas que influyen en el día a día de nuestro Departamento.

Compartí la noticia