A pesar de la contundente declaración del Jefe de la bancada de Cambia Mendoza en la Cámara de Diputados de la Provincia, quién expresó : “Este presupuesto no merecía ninguna objeción de parte de nadie. Hay casi 7 mil millones de pesos de superávit, tiene un nivel de obra pública de casi el 11%. La renovación de la deuda pública es este año de 3.600 millones de pesos: desde el advenimiento de la democracia todos los gobiernos tuvieron la posibilidad de renegociar la deuda», solo que en ésta ocasión, ello no sucedió.

Desde gobierno expresaron que, a partir de ésta decisión, la provincia deberá destinar fondos que estaban previstos para obra pública, para  el pago de deuda con vencimiento en el 2019.

Habrá que esperar en que sector impacta de mayor forma el ajuste al que la oposición ha sometido al Poder Ejecutivo, si será en  Vivienda, Seguridad, Educación, Salud, Energía, Transporte o Infraestructura Vial. En cualquiera de los ámbitos que sea, solo habrá un perjudicado; el pueblo de Mendoza.

Compartí la noticia