Los datos informados ayer por  el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) indican que en el Gran Mendoza, el índice de pobreza alcanzó al 41,5% de la población y la indigencia llegó al 8,8% en el primer semestre del 2020, influenciado por la grave emergencia sanitaria que atraviesa el país a raíz de la pandemia de coronavirus.

Según informó el INDEC, 425.034 mendocinos viven en la pobreza y 89.627 son indigentes, por lo que en un año la provincia sumó 43.741 pobres y 23.066 personas que viven en situación de indigencia.

Compartí la noticia