Después de siete años, el Poder Judicial abrirá nuevamente en 2022 los concursos de ingresos con importantes cambios en la forma en que se llevarán adelante los exámenes.

El anuncio lo realizó el presidente de la Suprema Corte, Dalmiro Garay, y es para cargos de auxiliares administrativos y prosecretarios.

Si bien todavía no hay una fecha determinada, se espera que después de la feria, probablemente en Agosto, comiencen las pruebas para entrar a trabajar en el Poder Judicial. 

En cuanto a los requisitos, las personas deberán tener el secundario completo y ser mayores de edad. Podrán anotarse aquellos que no superen la edad jubilatoria. En el caso de los prosecretarios, se exige el título de abogado.

Actualmente, el sueldo de un auxiliar es de $60 mil, mientras que un prosecretario percibe $90 mil de bolsillo.

Compartí la noticia