El aislamiento social obligatorio continuará en todos laquellos lugares donde haya circulación comunitaria del virus. Allí, la situación va a seguir igual que ahora y cualquier esquema de apertura se va tener que hacer con todos los cuidados», indicó el Presidente en su discurrso de anoche.

Mientras tanto, en el resto del país, donde no exista ésta circulación, comenzará una nueva etapa marcada por el distanciamiento social obligatorio: en este caso, las personas podrán circular, trabajar y realizar sus actividades siempre y cuando guarden los dos metros de distancia con otra persona; será obligatorio el uso del tapabocas así como la permanente higiene de manos y respiratoria, la ventilación de los ambientes y la desinfección de superficies.

La diferencia es realmente notable, porque en el caso del Valle de Uco la actividad será practicamente normal, siempre respetando éstas previsiones.

De todos modos se debe aguardar las precisiones que realizará el Gobierno de Mendoza, aunque todo parece indicar que vamos regresando a la normalidad.

Compartí la noticia