En razón del no cumplimiento de tareas de explotación que deberían haberse realizado 10 años atrás, la empresa YPF deberá pagarle a nuestra Provincia la suma de $ 265 millones.

El llamado a licitación fue realizado durante el gobierno de Julio Cobos y adjudicado durante la gestión de Celso Jaque, solo que en la misma se cambiaron reglas de juego y se adjudicaron más áreas de las previstas por ley; luego los propietarios de las áreas (el Grupo Vila-Manzano) y por medio de un fantástico negocio inmobiliario se las vendieron a YPF, Cómo las tareas de exploración pactadas en forma original nunca se llevaron a cabo, la multa en cuestión debe ser abonada por la empresa que actualmente tiene los derechos; es decir YPF.

Un excelente negocio del Grupo Vila – Manzano que termina siendo pagado por la totalidad de los argentinos.

Compartí la noticia