Una mujer fue a comprar helados a un local de barrio Trapiche, en Godoy Cruz. Fue sin su tapaboca. Como no la iban a atender, se sacó el vestido para utilizarlo de barbijo y quedó en ropa interior.

Empleados y clientes observaron asombrados esta situación en la heladería Grido ubicada en la esquina de calles Río Mendoza e Italia. El inédicto episodio ocurró antes de las 23 de este sábado cuando ingresaron al local unas 11 personas.

Como el tapaboca es una exigencia y la mujer no tenía, se sacó el vestido y se lo puso en la cara, tapándose nariz, boca y mentón, quedando en corpiño y bombacha.

Los empleados del lugar optaron por pedirle a la persona, que se retirara.

Fuente : Diario Mendoza

Compartí la noticia