A partir del anuncio del Presidente Fernández determinando la extensión de la cuarentena hasta el 24 de mayo, la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) decidió prorrogar los vencimientos para la presentación y el pago de las declaraciones juradas determinativas de aportes y contribuciones con destino a la seguridad social.

Según explicaron desde el organismo, el nuevo cronograma busca facilitar el acceso a los beneficios previstos por el Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP).

Todo fantástico, solo que el vencimiento fue prorrogado hasta los  días 18, 19 y 20 de Mayo, parece que desde la AFIP no se han percatado que las Empresas han resentido su facturación severamente desde mediados de Marzo, por lo tanto ésta medida y, dando por sentado que se busca ayudar a las Empresas, debería tener otras características.

Compartí la noticia