La historia, absolutamente cierta, es la que protagonizó Nahiara Wilhalm, una joven de la localidad bonaerense de Banfield que logró el objetivo de tener varias ofertas de trabajo.

Nahiara contó en Clarin : «Ya había hecho de todo, tiré currículums y hacía changuitas. También comenté en Facebook que, si alguien tenía un negocio y necesitaba ayuda, yo tenía experiencia. Pero no tuve suerte»

Viendo que con ese método no había tenido suerte, decidió publicar el siguiente aviso :

La  publicación recibió gran cantidad de comentarios y varias personas se pusieron en contacto con ella para ofrecerle trabajo.

«Sigo recibiendo llamadas y mensajes, pero lamentablemente los tengo que rechazar y pedir disculpas ya que estoy comprometida con la familia con la que trabajo», explicó Nahiara.

Compartí la noticia