Soledad Bruno trabaja en la atención al público de un banco en Tunuyán, a partir de su tarea diaria observó que muchas personas no le encontraban certezas acerca del camino a seguir en el futuro, es por ello que decidió ingresar al conocimiento del caching.

Al día de hoy, que es una estudiante avanzada a punto de certificar, ofrece sus servicios en forma gratuita y, además, no brinda algunos detalles de ésta apasionante especialidad.

Compartí la noticia