Parece una escena de película, solo que es absolutamente real.

Una mujer caminaba por la vereda en la tranquila localidad de Villa Bosch, Partido de Tres de Febrero, cuándo fua atacada por un motochorro que intentó arrebatarle su cartera mientras un complice lo esperaba en una moto tipo enduro.

La escena fue advertida por un repartidor de soda que trabaja en el barrio, quién no dudó en embestir al que esperaba en la moto mientras su acompañante se bajó y atacó al que estaba intentando robar.

Los delincuentes pudieron huir corriendo, dejnado la moto y llevándose unos cuántos golpes, mientras que los soderos se convirtieron en los justicieros de la barriada.

Compartí la noticia