Con la presencia de más de 1500 estudiantes, el polideportivo central se vistió de gala para dar comienzo una vez más a la tradicional semana de los estudiantes.  El color y aliento por cada una de las instituciones educativas se hicieron sentir desde el primer momento. Un comportamiento ejemplar de los jóvenes fue la frutilla del postre de un evento que año a año supera todas las expectativas.

La concentración de jóvenes fue diferente. El inicio de actividades se dio en el polideportivo central, con atractivos encuentros entre las diferentes escuelas. Una vez finalizados los cinco partidos iniciales, tuvo lugar la apertura oficial del certamen.

Recorrido de antorcha, desde plaza Gral. San Martín hasta el polideportivo, presentación de Embajador y Embajadora de cada escuela, mascotas, banderas y un imperdible show de fuegos artificiales fueron las bases de una presentación que quedará en el recuerdo de quienes finalizan sus estudios este año.

Compartí la noticia