Una de las medidas sanitarias impulsadas durante la pandemia y que, realmente resolvía un problema ´para las personas de la tercera edad como era la posibilidad de recibir las recetas por medios electrónicos, ya sea por mail o WhatsApp, ha sido dejada sin efecto por el Ministerio de Salud.

Recordemos que la medida que ha perdido vigencia permitía presentar la prescripción médica en la farmacia “a fin de que el paciente no deba presentarse al centro de salud u hospital para que le sea renovada la receta de medicamentos crónicos y/o cualquier otro medicamento que utilice habitualmente”.

Ahora, para conseguir la receta, será necesario concurrir al centro médico y tener la paciencia necesaria hasta que el médico o la secretaria, puedan atender al paciente.

Compartí la noticia