En la jornada de ayer se realizó un referendum en Italia para determinar la reducción del Parlamento Italiano, a partir de la ratificación de una ley de 2009, donde se propone  rebajar la Cámara de Diputados de 630 a 400 representantes, mientras que para Senadores la reducción será de 315 a 200 integrantes.

El canciller italiano Luigi Di Maio  fue el principal impulsor de la iniciativa y, una vez conocido el resultado posteó en la red Facebook «Es la política que da señales los ciudadanos. Es un punto de inicio y no de llegada»;

A su vez,  prometió que los próximos pasos serán tratar una nueva ley electoral que aporte más gobernabilidad y la posibilidad de reducir el salario de los parlamentarios.

Compartí la noticia