El Proyecto de Desarrollo Sostenible de la Cadena Vitivinícola II (Proviar II), que tendrá  financiamiento del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) por USD 40 millones a los que se suman USD 10 millones aportados por por la contraparte privada y pública, fue presentado por el presidente del INV, Martín Hinojosa.

Durante la exposición, Hinojosa estuvo acompañado de la Ing. Analía Díaz Bruno del INTA y la Ing. Hilda Wilhelm por Coviar, representantes de entidades vitivinícolas, autoridades, productores de distintas regiones del país, inspectores de cauces y legisladores nacionales, durante el ecneutro se pudieron conocer detalles de Proviar II, el calendario de visitas a cámaras regionales y provincias de Argentina para que el equipo técnico que se ha constituido explique el Programa y qué es lo que se puede hacer y cómo hacerlo.

Martín Hinojosa comentó : «el sector vitivinícola hace muy buenos diagnósticos de la situación, sabe lo que está pasando y sabe cuales son los desafíos a los que se enfrenta y se pone en acción. A diferencia de otras economías regionales la vitivinicultura una vez que hace su diagnóstico, decide y ejecuta. A partir de un diagnostico que se hizo hace varios años desde el sector se solicitó un préstamo para llevar a cabo lo que pensábamos que había que hacer, eso fue PROVIAR I. Pero no nos quedamos ahí sabíamos que había que ir por más y entre todos los sectores fuimos por PROVIAR II, el programa estuvo listo en 2015 pero por cuatro años no tuvimos certeza de que hubiera posibilidad de que esto se concretara. A partir del año 2020 decidimos insistir en algo que entendemos es bueno para el sector y empezamos a trabajar porque consideramos que el proyecto es bueno para el sector, dejamos de lado las diferencias y pusimos por delante la vitivinicultura y logramos tener la posibilidad de esta segunda etapa de PROVIAR»

Entrando en detalles, Hinojosa comentó «tuvimos que definir objetivos y se priorizó incrementar la adopción de tecnologías para los pequeños y medianos productores vitícolas, priorizando la mejora de la eficiencia del uso de recursos hídricos; incrementar la capacidad de comercialización de pequeños y medianos establecimientos vitivinícolas y fomentar la participación de MiPyMEs en la cadena vitivinícola, lideradas por jóvenes y mujeres»

Compartí la noticia