La investigación, de larga data, estuvo a cargo del fiscal Javier Giaroli y la secretaria Ana Scaloni, en conjunto con la Unidad Investigativa San Rafael, estaba relacionada a la pedofilia y a distribución de material de abuso sexual de niños, niñas y adolescentes.

El único detenido es un jóven de 22 años domiciliado en San Rafael, mientras que un menor de 17 años y su mamá domiciliados en un barrio ubicado en la Zona Oeste de Tunuyán, fueron conducidos a la comisaría del menor para la actualización de datos,

Durante el allanamiento realizado en la tarde del Domingo se secuestraron celulares y elementos de informática, fuentes cercanas a la investigación mencionan la existencia de más de 250 videos de abuso sexual a niños pequeños.

La acusación está encuadrada en «Distribución de Material de Abuso Sexual Infantil Agravada» y, un dato muy llamativo que agrava la situación de los imputados, es que las víctimas serían menores de 13 años de edad. 

Compartí la noticia