Los distintos grados de alerta -amarillo, naranja o rojo- que surgen del Servicio Meteorológico Nacional ponen especial atención en los cuidados de la salud para evitar golpes de calor.

En este sentido, la correcta ingesta de alimentos y líquidos juega un rol fundamental. Como medidas básicas, las autoridades recomiendan aumentar el consumo de líquidos para mantener una hidratación adecuada, evitar comidas muy abundantes e ingerir verduras y frutas.

Todos los operadores de salud recuerdan que que es preferible evitar las bebidas endulzadas, ya sea natural o artificialmente, las gaseosas, por tratarse de ultraprocesados, algo que también es preferible evitar, y las bebidas alcohólicas.

Los expertos también insisten en que se deben priorizar todos aquellos alimentos que son fuente de agua, como las frutas y los vegetales. Cuando se habla de comer liviano lo que se quiere decir es que los protagonistas en nuestros platos sean los vegetales y las frutas. También son preferibles las preparaciones frescas.

Compartí la noticia