A partir de la caída del acuerdo de precios justos que implemento el anterior gobierno con Sergio Massa a cargo de Economía, las compañías han comenzado a aplicar subas según su criterio.

La movida comenzó el pasado viernes 8 de diciembre, cuando la petrolera Shell realizó un ajuste que fue rápidamente seguido por el resto de las petroleras, en el mediodía de este martes 12 de diciembre el movimiento se repitió; a diferencia de la semana pasada cuando el GNC no se tocó, ahora el mismo se vende a $ 230.-, es decir tuvo un ajuste del 15%.

Compartí la noticia