Con el nombre de Tango 01 se conoce al avión oficial que suelen usar los presidentes argentinos, cuándo lo compró Carlos Menem en 1992 fue el más lujoso de la región, Cristina Fernández de Kirchner pagó 133.000 dólares por un juego de vajilla, está inactivo desde hace varios años luego que fracasaran los intentos de Mauricio Macri por venderlo y entonces, el Presidente Fernández se cansó de pagar alquileres para moverse (superaron los 4.372.000 dólares desde que asumió en diciembre de 2019) y decidió comprar uno nuevo. 

El elegido ha sido un Boeing 757, al que se considera barato con relación a otros aviones que se suelen usar para el traslado de presidentes, tiene buena velocidad promedio que respeta los parámetros de seguridad exigidos para ese tipo de viajes, posee un tren de aterrizaje alto y gran potencia propulsora lo que le otorga flexibilidad de poder operar en la mayoría de aeropuertos del país y el mundo.

La información proporcionada por MDZ da cuenta que el pago total será cercano a los 22 millones de dólares, será en cinco cuotas y, como parte de la negociación, se entregará el Tango 01 que está en desuso.

Compartí la noticia