La empresa de tecnología Microsoft anunció el pasado miércoles que planea despedir a unos 10.000 empleados en el marco de un recorte que ya habían realizado otras compañías del sector, debido a la creciente incertidumbre económica.

Durante el foro económico de Davos, sus directivos aseguraron que la empresa no era «inmune» a una economía global más débil, al justificar la decisión de prescindir de tal cantidad de empleados, que representan un 5 por ciento del total que tiene la compañía.

«Vivimos tiempos de cambios significativos, y cuando me reúno con clientes y socios, algunas cosas están claras», escribió Nadella, en un memorando enviado a los empleados.

«Primero, como vimos a los clientes acelerar su gasto digital durante la pandemia, ahora los vemos optimizar su gasto digital para hacer más con menos», explicó Nadella, y añadió que «estas decisiones son difíciles, pero necesarias».

Microsoft emplea a 221.000 personas en todo el mundo, incluidas 122.000 en Estados Unidos.

De todas maneras, el ejecutivo aclaró que las reducciones se completarán al final del tercer trimestre fiscal de este año, que finaliza en marzo próximo.

Compartí la noticia