El Gobierno de Mendoza, a través del Ministerio de Economía y Energía, decretó el estado de emergencia o desastre agropecuario en todas las zonas provinciales donde las últimas heladas registradas hayan afectado de manera considerable zonas cultivadas.

De este modo, todos los productores de Mendoza que hayan sufrido daños en sus cultivos, previa denuncia, podrán acceder a una batería de beneficios que se activan de manera automática en situaciones como estas. Desde la cartera económica provincial explicaron que la medida alcanza a 135 distritos, distribuidos en 15 departamentos de la provincia.     

En rueda de prensa, Sergio Moralejo, subsecretario de Agricultura y Ganadería, comentó lo siguiente :

Compartí la noticia