Una acción conjunta entre la Municipalidad y los vecinos está permitiendo mejorar en forma sensible las veredas del departamento.

Por una parte, el municipio aporta mano de obra, áridos y la mitad del cemento que se necesita para realizar una vereda nueva o para mejorar la que ya está construida deteriorada por el paso del tiempo, mientras que el frentista aporta el cemento faltante.

Los interesados en obtener el beneficio para mejorar las veredas, deberán acercarse al edificio principal del municipio, con una nota firmada por los vecinos y presentarla en mesa de entrada.

Compartí la noticia