Un gran cono de sombra se formó sobre lo que era un secreto, no tan bien guardado, que el Valle de Uco no tendría su avión para el combate contra las tormentas graniceras.

Siguiendo con su lógica administrativa, @DifusionCornejo decidió dar de baja la licitación para la compra del avión por el simple y contundente hecho que la empresa adjudicataria, División Turbo SRL, no cumplió los plazos de entrega; que tenía cómo fecha final el pasado 26 de Diciembre.

Decisión impecable desde lo administrativo pero entonces, que pasaría con esa pata del sistema en nuestra región valletana ? Allí apareció el haz de luz porque, otra vez actuando rápidamente, igual que lo hizo cuándo estalló MendoTran; el Gobierno envió a un funcionario para que contara lo que había pasado y cuál era el Plan «B».

Hasta aquí un relato de los hechos, ahora desmezumenos un poco la historia.

Porque el funcionario enviado, @tresvecesA, no es de los más estimados por los productores de zonas netamente vitivinícolas cómo Tupungato y Tunuyán, ya que entre otras cosas aseguran que desde su gestión junto a @juliocobos se caracterizó por ser siempre «el funcionario que más escribe sobre vitivinicultura, pero al mismo tiempo el que menos respuesta da a las preguntas del sector»

Tal vez por allí se entienda que haya elegido únicamente la Sociedad Rural del Valle de Uco para comunicar la novedad de la no compra del avión y , de paso, presentar las «Propuesta de mejora del Sistema de Mitigación de Daños por Granizo para el Valle de Uco» y no haberlo realizado en forma conjunta con las cámaras de Tupungato y Tunuyán, porque sabía que allí las preguntas tendrían otro tono.

La información oficial dice que la superficie cultivada entre Tupungato y Tunuyán trepa hasta el 68% de la región; por lo tanto la lógica de los números indicaría que la presentación debería haber tenido un marco absolutamente diferente, con la presencia de todos los actores involucrados y no tanto buscar el amparo de entidades afines.

Las Cámaras Empresariales son la voz de los sectores vinculados a la producción, los interlocutores válidos para elegir el rumbo correcto, y desde el Gobierno así lo entienden; aunque parece que no todos los funcionarios trabajan en la misma sintonía, de paso allegados al «Hotelero de Colonia» y al «Nogalero que tiene Viñas» aseguran que «Hay algunos funcionarios, que hacen en provecho de las instituciones que han caído en abandono, sin renovación y recambio, que terminan transformándose en un sello de goma muy práctico para legitimar»

La conclusión final es que, en la presente temporada no tendremos avión en nuestra región y, a cambio de ello se extenderá la red de «Generadores de Superficie», se probará un sistema de «Arboles de Bengalas» que al parecer tiene éxito en España y, tal vez, le regalen un rosario a cada productor.

Foto: El Cuco Digital

Ricardo «Yayo» Guinsburg

Tratando de encontrar el punto de equilibrio

Compartí la noticia