Nos parece que todos estaremos absolutamente de acuerdo que el tratamiento del proyecto impulsado por @rodysuarez para modificar la #Ley7722 fue el centro de todas las luces y sombras a la vez; dependiendo del lugar que se mire.

Luces porque de ésta manera se buscan alternativas para inflar la alicaída economía mendocina y sombras (muy oscuras) porque según los fundamentalistas de #MineríaNO presagian un futuro por demás catastrófico. El Miércoles pasado en el último programa del ciclo 2019 de #PeriodismodeOpinión le preguntamos con @CachoCastro al contador @MartinHinojosa su opinión de éste tema y, la verdad, su respuesta fue absolutamente distinta ya que dijo «En primer lugar preguntaría para que modificar, si como está la ley se puede trabajar» Tal vez tenga razón, tal vez los expertos en minería piensen otra cosa. Por ejemplo optimizar costos y en lugar de hacer excavaciones a pico y pala cómo las que existen en la mina #ElTeniente de Chile para luego buscar el preciado cobre con métodos tradicionales, inyectar un cóctel que incluya enormes cantidades de agua mezclada con cianuro y ácido sulfúrico (pero no mercurio) para detectar de forma mucho más rápida la presencia del mineral mezclado con la tierra. De ésta forma se ahorra tiempo y, todos lo sabemo, tiempo es dinero.

No sorprendió la aprobación del proyecto modificatorio, recordemos que tanta #Rody cómo #Anabel lo habían anunciado en campaña, de hecho hay varios proyectos esperando la bandera verde, cómo son Sierra Pintada (uranio), San Jorge (cobre y oro), Don Sixto (oro), Paramillos (plomo, plata y zinc), Elisa (cobre), Hierro Indio (hierro) y Paramillos Sur (cobre) entre otros,   lo que si sorprendió y generó bastantes sombras fue la presencia de las fuerzas de choque disfrazadas de #SindicatoCamioneros y otras yerbas de la misma calaña que no se sabe si estaban para apoyar la modificación de la ley o para «disuadir» a los que se oponían.

De todos modos nos parece que las luces deberían apuntar a los controles que hay que llevar en relación al uso de sustancias químicas, para lo cuál sería de suma utilidad que la #PolicíaAmbiental (que ya estaba prevista en la 7722 y nunca se puso en funcionamiento) realmente actuara, porque recordemos (y otra vez nos metemos en las sombras) que «los controles dependen de la voluntad política, porque hay muchas empresas como bodegas, conserveras y de petróleo que también usan importantes cantidades de agua y, sin embargo, se niegan a ser controladas» (Dijo a Los Andes Eduardo Sosa, licenciado en Gestión Ambiental y ex  jefe de Gabinete de la cartera ambiental de la Provincia), Y entonces, cómo será la cosa en el futuro ? No es un tema menor, por cierto.

Lo que tampoco fue un tema menor fueron las protestas llevadas adelante por los talibanes del agua pura, los que dicen que son pacíficos pero no titubean en llevarse por delante los derechos de los ciudadanos a circular libremente por las rutas. Si cuando alguien viene por #Ruta40 y, en el Puente del Río de Tunuyán, lo detienen entre 20 y 40 minutos para transmitir sus pensamientos por éste tema, las personas en general sienten empatía por los manifestantes. Ahora si la actitud es la patotería y prepotencia que se ejercía en Eugenio Bustos, la actitud de quien viene transitando es otra.

Realmente ésta ha sido una semana por demás intensa, circular entre #Tunuyán y #SanCarlos se transformó en una aventura riesgosa, gente que no pudo llegar a destino y gente que demoró #5Horas (si lector, 5 horas) para llegar de Tunuyán a San Rafael) después de haber realizado una travesía más parecida al Dakar que a un rutinario viaje de negocios.

Por supuesto que en la dirigencia política hubo de todo, concejales que solo aparecían para la foto y levantar la mano en la sesión dónde se repudiaba la modificación a la ley y, afortunadamente, dirigentes de primer nivel municipal, cómo @JulioVillafañe y @MaríaAveiro que estaban presentes en la calurosa siesta del Puente del Río acompañando a los manifestantes, si, aunque también recordando que quienes iban por la ruta tenían derecho a circular. En #SanCarlos eso no pasó, la Ruta Nacional 40 era propiedad de los patoteros, ante la pasiva mirada de policías y ausencia (tal vez momentánea) de gendarmes y/o autoridades comunales.. Traducido, eso que mis derechos llegan hasta dónde empiezan los tuyos…….minga.

Hasta aquí llegamos en éste soleado Domingo, muchas gracias por usar parte de su tiempo para leernos.

Ricardo «Yayo» Guinsburg

Muchas gracias a quienes nos enseñaron rutas alternativas y, aunque estas estaban parcialmente cortadas, se podía conversar con los manifestantes y seguir el viaje luego de un tiempo prudencial.

Compartí la noticia