Con la organización de la Cámara de Tunuyán (CCIAT) y la presencia de una gran cantidad de operadores turísticos de toda la Provincia, tanto de la hotelería cómo así también gastronomía y servicios, se realizó una interesante reunión via Zoom.

En el inicio de la misma, el Diputado Difonso hizo mención a su proyecto de ley de «Emergencia para el Turismo», el cuál se encuentra en la Comisión de Hacienda de Diputados y, para cuya aprobación haría falta los votos favorables tanto en ésta cámara como así también en Senadores.

El proyecto contempla, entre otras cosas, eximición de impuestos provinciales como inmobiliario y automotor, en el caso de bienes afectados a ésta explotación.

Esta propuesta tuvo una amplia adhesión de los participantes dado que, sin lugar a dudas, éste es uno de los sectores mas perjudicados por la pandemia, estando varios prestadores en una situación muy crítica, mas allá de los que ya no han podido superar este momento. La preocupación por la seriedad del caso hizo que Difonso propusiera que el próximo Martes, cuando se reúna la Comisión de Hacienda en Diputados, una delegación de los prestadores se haga presente para expresar su necesidad de la urgente aprobación de ésta normativa.

Otra de las iniciativas que está motorizando el sancarlino tiene que ver con la necesidad de regionalizar la Provincia en forma total, creando cinco zonas que tengan que ver con las diferentes realidades económicas y de producción de cada lugar. Las zonas podrían ser el Unicipio, el Secano, Zona Este, Zona Sur y Valle de Uco. Esta alternativa permitiría, por ejemplo, que los Municipios determinen sus Areas Naturales Protegidas, mas allá de lo que señale la legislación provincial. Relató Difonso que ésta forma de regionalizar es la aplicada en países cómo Lituania y Estonia, donde han tenido resultados excelentes y, la verdad, suena bastante lógico.

Otro de los temas interesantes esta referido a la inequidad de la distribución de los ingresos públicos, para lo cuál sería necesario que la recaudación se distribuyera en forma inversa a lo que es actualmente.

El tema post pandemia y la posibilidad de armonizar el enoturismo con la montaña, puso en evidencia que es necesario modificar el actual sistema de toma de decisiones, ya no es posible que las actividades de la montaña, en éste caso específico, sean reguladas y monitoreadas desde lugares donde se conoce muy poco de la realidad local.

Existió coincidencia que estamos en el momento propicio para reordenar absolutamente todo, en definitiva la gran reforma política de la que tanto se viene hablando.

Compartí la noticia