Atento a las altas temperaturas imperantes actualmente en el Valle de Uco, desde INTA La Consulta han publicado algunos consejos para evitar que esta situación afecte el normal desarrollo de los cultivos familiares.

A partir de allí recuerdan que es necesario tener en cuenta que cuando las plantas están demasiado expuestas al calor se genera un ambiente con temperaturas altas para los cultivos. Este tipo de estrés, a menudo, tiene como consecuencia la aparición de ácaros que atacan a las plantas estresadas.

Para ello aconsejan:

  • Diseñar la huerta de manera que las plantas sufran lo menos posible.
  • Realizar tareas que prevengan la transmisión de inóculo de temporadas anteriores.
  • Evadir la cercanía a paredes donde, además, puede haber condiciones de suelo demasiado alcalino.
  • Intercalar plantas que sombreen sin generar competencia por la luz.
  • Cubrir la tierra con restos de hojas o pasto para que no se caliente demasiado y mantenga la humedad.
Compartí la noticia