Un hombre denunció que el sábado por la noche, a la altura del peaje de Henry Ford del Acceso Norte, en General Pacheco, un grupo de tres policías le pidieron una coima y, como no tenía efectivo, les hizo una transferencia vía Mercado Pago. El caso le llegó al ministro de Seguridad, Sergi Berni y fueron desafectados e imputados.

El hecho se registró, a la altura del kilómetro 33.700 de la Autopista del Sol, a metros del peaje de la calle Henry Ford, en la localidad de General Pacheco, en el partido de Tigre en  Buenos Aires, cuando una persona fue detenida en un control de prevención. 

En dicho operativo estaban destinados un oficial subayudante, un subteniente y un oficial de la Policía bonaerense. Por lo que los oficiales detuvieron la marcha de un automóvil  y, según la investigación, le solicitaron un pago de $3.000 para continuar su camino.

Según consta en la denuncia, el hombre le transfirió el dinero a través de la aplicación de Mercado Pago a uno de los oficiales, quedando constancia de su nombre, CUIL y código de la operación.

La víctima era conocido de la diputada nacional, Agustina Propato, esposa del ministro de seguridad bonaerense Sergio Berni, quien recibió en su teléfono celular la denuncia del hombre.

«Hola compañera Agustina. Sé que no estás para estas cosas. Mira, me acaban de coimear en el peaje de Pacheco en un operativo de Policía Bonaerense. No es mi costumbre ‘chapear’ y no lo hice, pero son tan idiotas que me permitieron pagarles la coima por Mercado Pago. Si le sirve a Sergio, estoy a disposición de él», decía el mensaje y adjuntó el recibo de Mercado Pago con fecha 30 de abril de 2022.

La Auditoria General de Asuntos Internos del Ministerio de Seguridad bonaerense tomó conocimiento del hecho durante la madrugada de este domingo y rápidamente la auditora María Martínez ordenó la desafectación de los tres implicados.

En tanto, la fiscal María Virginia Toso, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) de Don Torcuato, imputó a los tres policías por el delito de «exacciones ilegales», que según el Código Penal prevé una pena de prisión de uno a cuatro años e inhabilitación especial de uno a seis años.

La fiscal Toso ya solicitó el libro de guardia, la constancia de Mercado Pago de la transferencia realizada y se les secuestró el teléfono celular a los tres policías.

Compartí la noticia