Cada 9 de Setiembre se recuerda a todas aquellas personas que trabajan la tierra y se dedican a producir alimentos sanos y de calidad. El Día Mundial de la Agricultura nació para celebrarlos y continuar con este actividad tan antigua y noble.

Si bién los origenes de la agricultura se remontan en la historia del tiempo, cuando los primeros cultivos consistían en trigo y cebada, productos que hoy en día son cotidianos y en aquel entonces eran la base alimenticia de nuestros primeros antepasados.

Claro que la evolución agrícola no solo ha perfeccionado el cultivo de alimentos, la alimentación animal y la producción farmacéutica, sino también que la tecnología aplicada a esto, desarrollando maquinaria y avances que luego son utilizados en otros ámbitos, ha tenido un gran impacto en la sociedad.

No debemos olvidar que hay una base imprescindible en ésta actividad y son la tierra, el agua, el aire y el sol; del cuidado que tengamos de ellos dependerá que esta histórica profesión, pueda perdurar a lo largo de miles de años y seguir generando una constante renovación.

Compartí la noticia