En su sesión de ayer, la Cámara de Senadores de la Nación aprobó el proyecto presentado por Anabel Fernández Sagasti junto con Mariano Recalde según el cuál, se pueden pagar aportes que no se hayan abonado hasta el 2008.

La medida prevé que una persona en edad de jubilarse (o incluso antes de hacerlo), pero que esté incapacitada por adeudar aportes, pueda pagar en cuotas esa diferencia. Tales montos podrían desembolsarse en 1, 30, 60, o hasta 120 meses; con la particularidad de que los pagos pueden discontinuarse. 

Esta cláusula contempla que alguien podría pagar en Octubre, no hacerlo en Noviembre, y volver a abonar una cuota recién en Diciembre, aunque contempla solamente a quienes se anticipan antes de jubilarse. A quienes lo hayan hecho, las cuotas se le descontarán de manera correlativa e ininterrumpida.

Se trata de un un método de pago escalonado que se deducirá de las jubilaciones a cobrar y que, según el número de años a pagar, será de 1, 30, 60 o 120 cuotas.

Compartí la noticia