La vitivinicultura mendocina, con unas cuántas hectáreas ya en plena cosecha, sigue mirando con atención a la Legislatura dónde deberá resolverse la creación de un fondo especial, denominado Anti Cíclico, que prevee inyectar al sistema la suma de $ 1.000 millones durante cuatro años consecutivos, es decir un total de $ 4.000 millones, destinados a sostener el precio de la uva.

Claro que para tomar esa decisión es necesario contar con una aprobación especial de la legislatura y, precisamente en ese punto, radica uno de los principales problemas.

Desde la oposición ya han adelantado su rechazo al proyecto tal cuál viene desde el Poder Ejecutivo, aunque si darán el aval para que el mismo no pase por comisiones. No obstante mantienen la postura que tuvieron durante la discusión de presupuesto al no autorizar nuevos endeudamientos, manifestando que se utilicen las partidas que habrían disponibles como saldos favorables.

La sesión prevista para el día de hoy se fue posponiendo hasta que, pasadas las 15.00 hs, se decidió tomar un cuarto intermedio hasta mañana Jueves a las 11.00 hs.

Mientras en Diputados se discute, los viñateros siguen trabajando y esperando que los políticos, se pongan de acuerdo.

Compartí la noticia