Algunos usuarios residenciales, concretamente los que son beneficiarios de la Tarifa Eléctrica Social, serán alcanzados con la disposición que prohíbe interrumpir la provisión del servicio eléctrico ante la falta de pago. 

La medida se extiende por 180 días e incluye los casos de «mora o falta de pago de hasta tres facturas consecutivas o alternadas, en el caso de facturación bimestral, y de hasta seis facturas consecutivas o alternadas».

Están incluídos en éste beneficio los siguientes sectores :

  • Residenciales alcanzados por compensaciones y subsidios provinciales.
  • Electro dependientes.
  • Residenciales de zonas de Montaña.
  • No residenciales que acrediten su condición de Micro, Pequeña o Mediana Empresa (MiPyMES).
  • No residenciales que acrediten su condición de Cooperativas de Trabajo o Empresas Recuperadas.
  • No residenciales que acrediten su condición de instituciones de salud, públicas y privadas afectadas en la emergencia y a las Entidades de Bien Público que contribuyan a la elaboración y distribución de alimentos en el marco de la emergencia alimentaria.

Hay que recordar que la Nación también dispuso ampliar por otros 180 días, hasta fin de este año, la vigencia del congelamiento de las tarifas de servicios públicos.

Compartí la noticia