El presidente del INV, Martín Hinojosa, derogó la obligatoriedad que estas botellas tengan fajas de seguridad, establecida en Marzo de 2003, eliminando de esta manera un requisito para la producción de vinos caseros.

La resolución tomada parte de   los controles que realiza actualmente el INV a través del cruzamiento de datos, que surgen del muestreo de las distintas partidas en circulación, «se ha demostrado una manifiesta aptitud para el consumo, independientemente del uso obligatorio de la faja de seguridad«.

En parte de la resolución el INV establece que «Que en la actualidad los Vinos Artesanales no utilizan fajas de seguridad en el vestido de este producto, quedando demostrado en la práctica que dicha faja carece de utilidad y ya no cumple adecuadamente con el fin que oportunamente le fue dado, habiéndose suplido su utilidad por otros procedimientos».

Que en función de lo señalado y teniendo en cuenta que el INV no posee en la actualidad Fajas de Seguridad para Vino Casero, se cree oportuno dejar sin efecto su utilización, por cuando dar continuidad a la norma implicaría abundar en la aplicación de medidas de resguardo y control para estos vinos, extremo que atenta contra elementales nomas de eficiencia y economía administrativa.

Que asimismo se cree conveniente que aquellos elaboradores que posean los mencionados elementos de seguridad, puedan utilizarlos en el vestido de sus productos hasta agotar stock.

Compartí la noticia